lunes, 21 de mayo de 2018

Paseo cuadernista.

Fue un placer el paseo cuadernista de Cañarte 2018.
Salimos a observar, representar, simplificar, lo que teníamos delante. Miramos La Puebla de Híjar (Teruel) con otros ojos.
Gracias al Ayuntamiento, a la Asociación Musical Fuera de Tono y sobre todo a los participantes, por su implicación.






viernes, 19 de enero de 2018

Jot Down Magazine nº21.

Mi colaboración para el número 21 de Jot Down Magazine, especial URSS.
He querido representar la represión y el aislamiento que sufrían los ciudadanos.
Sirva como ejemplo lo que sucedió con el equipo nacional de hockey hielo: tenían prohibido fichar por equipos extranjeros y eran vigilados por la KGB en los viajes internacionales. Además, vivían juntos en un centro de alto rendimiento durante once meses al año, por lo que apenas estaban con la familia. Los límites de su mundo eran los que marcaba la pista de hielo.
La historia es similar a la que sufrieron los bailarines del Bolshoi y cualquier habitante de la Unión Soviética.


lunes, 8 de enero de 2018

Cosecha 2017.

Gracias por confiar tanto en mis ilustraciones. También a los colegios, bibliotecas y proyectos educativos por las sesiones compartidas. Feliz 2018.


lunes, 27 de noviembre de 2017

El cuaderno prohibido.

Nueva colaboración con la editorial Contraseña. En este caso ilustrando la cubierta de El cuaderno prohibido, de Alba de Céspedes.

Mientras espera a que la atiendan en un estanco al que ha entrado para comprarle tabaco a su marido, Valeria Cossati, la protagonista de esta novela, cediendo a un impulso irrefrenable, le pide al dependiente un cuaderno de tapas negras que ha visto en el escaparate. A pesar de que al principio el estanquero le advierte de que ese día, por ser domingo, tiene prohibido vender nada que no sea tabaco, al final accede a su petición. Unos días después, Valeria comienza a escribir un diario en ese cuaderno. En las entradas de su diario, que abarca unos siete meses y que escribe a escondidas de su familia en los pocos ratos libres que le dejan sus tareas domésticas y su trabajo en una oficina, la protagonista va dejando constancia, sobre todo, de los sinsabores de su vida familiar.



En el cuaderno, Valeria también habla de sus anhelos y deseos más íntimos. 
¿Qué representa la ilustración? Si de un primer vistazo resulta sugerente, me doy por satisfecho. Será el lector quien descubra, poco a poco, el significado de la imagen.


Paseos.

Salir. Salir de paseo y salir de uno mismo. Dibujar lo que tienes delante, nada más.


martes, 17 de octubre de 2017

Las almas muertas.

"Las almas muertas es el texto de ficción que inaugura la formidable tradición de novelistas eslavos. Luego vendrán, con nuevos bríos, Turguénev, Dostoievski, Tolstói, Gorki, etcétera. Todos reconocieron la maestría de Gógol, demostrada también en el versátil género del relato corto, como asegura la frase de Dostoievski: Todos hemos salido de El capote de Gogol". Carlos García Gual, El País.


Dos cosas han condicionado el resultado final; disponer del tiempo necesario para madurar el proyecto y la confianza que Diego, editor de Nórdica Libros, depositó en mi trabajo desde el primer momento.

En Las almas muertas, Gógol realiza un retrato sarcástico de la sociedad que le tocó vivir, la Rusia zarista. Por eso, en mis ilustraciones, los personajes aparecen caricaturizados y enmarcados como si fuesen cuadros.




Cubiertas.

En los últimos meses he realizado ilustraciones para las cubiertas de varios libros:


En su columna semanal en el diario Heraldo de Aragón, Irene Vallejo ofrece una original muestra de este género periodístico mediante la cual ilumina el fragor cotidiano y la trepidante complejidad del presente con la luz de los clásicos de la tradición europea y, sobre todo, de la antigüedad grecolatina. Como indica el título de esta selección de sus columnas, alguien habló de nosotros hace decenas, centenares de años, milenios, y la autora nos enseña que todavía es posible dialogar con el pasado y encontrar apoyo en este rico sedimento de historia, pensamiento y cultura, acumulado durante siglos. Ahora que el estudio de las humanidades está quedando orillado en los planes educativos, resulta más necesario que nunca dejar constancia de que ya Safo, Platón o Spinoza reflexionaron sobre los temas que nos preocupan.



Postales coloreadas, de Ana Alcole, es la crónica novelada del periplo vital de Juan y de Agustina, padres de la abuela materna de la autora, y de sus hijos; una crónica que parte de Almería y llega a Zaragoza, con paradas intermedias en una pequeña aldea de la provincia de Orense, Vigo, Madrid y varios pueblos de la provincia de Teruel.
A lo largo de esta narración, en la que se entrelazan pasado y presente, memoria e invención, lo que se dice y lo que se calla, certezas y suposiciones, y en la que aparecen diversos objetos con un gran poder evocador (postales coloreadas, fotografías de estudio, dos bastones con mango de plata, un azucarero, una talla de san Antonio, unos pendientes que en su origen fueron unos gemelos, entre otros), el lector será testigo de algunos de los acontecimientos que jalonan la vida de una familia cuya existencia está marcada por un padre acostumbrado a hacer su santa voluntad.

Con los libros de Irene Vallejo y Ana Alcolea, ya son once las cubiertas que he realizado para esta editorial.
Contento y agradecido por la confianza de los editores, Paco Muñiz y Alfonso Castán.


Además de continuar mi colaboración con la editorial Contraseña, he realizado la cubierta para este libro de Sandra Araguás (Editorial Sin Cabeza).
El cerebro de Antón está siendo bombardeado por el Alzheimer, igual que su pueblo fue destruido por las bombas en junio de 1938. Su memoria cada vez tiene más agujeros, como las casas de su pueblo que él recuerda, destruidas sin tejados. La enfermedad hace que Antón reviva una y otra vez el dolor de dejar su casa, de despedirse de su mujer y del beso que esta le dio.
Su nieta solo puede observar cómo el gran hombre que fue su abuelo se va apagando, al mismo tiempo que ella se convierte en la heredera de una casa, de una familia y de la memoria de la huida de la población civil en la Bolsa de Bielsa.