viernes, 8 de febrero de 2008

El huevo y la gallina 6: Plagio municipal.

Retorna la sección “el huevo y la gallina” con otra colaboración de Jesús (mil gracias).
Me envió una noticia publicada en el Diari de Tarragona.com el verano pasado. El texto (de Ivet Batet) no tiene desperdicio:
“Para copiar hay que saber hacerlo, y más aún desde que existe internet. Quizás nunca nadie habría descubierto el parecido entre la imagen corporativa del Ayuntamiento de Tarragona y la de San Sebastián de los Reyes si no fuera por un descuido de la empresa tarraconense que ganó el concurso público. Pierre Comunica copió algunos párrafos del manual de aplicación tan textualmente que incluso olvidó sustituir el nombre del Ayuntamiento. Y ante la sospecha, sólo hace falta entrar en la web del consistorio de la ciudad madrileña para acceder a su manual, creado por la empresa Aderal Tres durante la pasada legislatura, y comprobar que contiene numerosas frases idénticas.
Los dos documentos, estructurados en los mismos siete puntos, coinciden en apartados como la introducción, el análisis de las tendencias de representación heráldica o la normativa cromática, entre muchos otros. Y difieren en la evolución de escudo de la ciudad, la descripción de las tipografías o la aplicación en la papelería.
Una de las diferencias más destacables es el presupuesto. Curiosamente resultó más caro el presunto plagio que el proyecto original. Mientras que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes sólo pagó 8.000 euros por su imagen corporativa, el de Tarragona lo tuvo que multiplicar casi por siete y se desembolsó 54.500 euros.

Los logotipos de los dos Ayuntamientos comparten exactamente el mismo tono de granate (el pantone 200), la forma del escudo y la línea ondulada que rompe el contorno, que en Tarragona sintetiza un campo de veros y en San Sebastián de los Reyes representa un río y la inicial de la ciudad.
Además, la primera versión presentada de la imagen corporativa de Tarragona contaba con unos topos en la parte superior, que se eliminaron a partir de sugerencias tras las conversaciones con los técnicos y los representantes de todos los grupos políticos municipales del consistorio. Entre estas modificaciones para llegar al consenso, también se sustituyó la «t» minúscula que figuraba en la propuesta inicial por una mayúscula”.

1 comentario:

yolanda dijo...

¡que cosas! Parece una broma, increible, pero seguro que de estas hay un montón.
Gracias por enseñarlo.