domingo, 21 de junio de 2009

Gracias Telefónica

Motivos he tenido, en otro momento, para quejarme por alguno de sus servicios, pero en esta ocasión, sólo puedo dar las gracias. Más de un año lleva puesto uno de mis carteles en varias cabinas de teléfonos del centro de Zaragoza, con lo cara que resultaría pagar esa publicidad.
Hace unos días, un conocido me dijo que le guardara un ejemplar de “ese cartel que han vuelto a reimprimir”. No Antonio, no lo han vuelto a reimprimir, sencillamente nunca lo quitaron de esas cabinas.
Gracias Telefónica, por valorar tanto mi trabajo. Imagino que si siguen ahí los carteles es porque quedan bonitos, no por dejadez… el Cuerpo de Bomberos y yo, agradecemos tanta generosidad.

1 comentario:

aitana dijo...

jajaj... al principio, cuando leí "gracias Telefónica" y vi a cabina, creía que ibas a dar las gracias por la cabina... me encantan las cabinas, esos lugarcitos para hablar con inimidad... en Valencia no queda ni una. Qué bien que no quiten tus carteles... una cabina para quedarse a vivir.
Un abrazo.