martes, 15 de diciembre de 2009

El huevo y la gallina 17: Coincidencias.

Cuando comencé con los “huevo/gallinas” (junio de 2007) comentaba, a modo de introducción, la filosofía de esta sección: parecidos razonables, plagios, similitudes o coincidencias.
Poco a poco y gracias a las colaboraciones, esta sección se ha centrado en casos muy obvios de plagio. Aunque no me gustaría dejar de lado otros más ambiguos, en los que la coincidencia puede deberse a un planteamiento similar del trabajo. El plagio deliberado es una cosa, esto sería otra.

No sé si el caso que aparece a continuación pertenece a este segundo supuesto, intuyo que sí.
Prácticamente coincidieron en tiempo, un mes de diferencia y en dos ciudades (Tarragona y Zaragoza) que apenas las separa una distancia de 240 kilómetros.

El cartel de Zaragoza pertenece a unas jornadas sobre literatura y nuevas tecnologías. El de Tarragona es para una conferencia sobre Propiedad intelectual y literatura en Internet.
La propuesta de trabajo era parecida en ambos casos: “literatura e Internet“ y los dos han optado por representar el concepto, sugerente, de unir pasado/presente (máquina de escribir/ordenador) como imagen del cartel.

Es un tema recurrente y visualmente funciona muy bien. Posiblemente se trate de una casualidad, seguro que existen representaciones parecidas en esta línea.
Recurrir a una imagen tan icónica te asegura una mayor comprensión por parte de los receptores del mensaje, pero se corre el riesgo de que pase esto.

2 comentarios:

sobri dijo...

Además se ve que uno es de Mac y el otro de Pc.

Yolanda dijo...

hace un par de años acudi a una conferencia-taller de Rafa Vivas en Madrid y en la que se nos invitaba a dibujar o al menos bocetar unas ideas para una felicitacion navideña con unas pautas. ¿Te puedes creer que mucha gente coincidia en la esencia de la idea? Supongo que como bien dices las ideas tienen un denominador comun o un origen .... no se, ahi esta el limite ese que tanto miedo da cuando tenemos ideas y no sabemos si son ocurrencia nuestra o malas jugadas de nuestro cerebro.