miércoles, 4 de mayo de 2011

El asiento del conductor

Últimamente, estoy colaborando con la editorial Contraseña, realizando portadas para sus novelas.
Desde el primer título, Contraseña ha cuidado mucho la parte gráfica con un elegante diseño y apostando para sus cubiertas por ilustradores de la talla de Elisa Arguilé, Jesús Cisneros o Alberto Aragón. Por lo que es un honor que hayan contado conmigo.

Con estilo descarnado y seco, Muriel Spark narra en El asiento del conductor las últimas horas de Lise, una turista nórdica que pasa unas vacaciones en un país meridional del que nunca regresará. Como en alguna ocasión declaró la escritora escocesa, su intención al escribir fue la de «aterrorizar deleitando», máxima que se cumple de modo magistral en esta turbadora novela.

Me propuse hacer una imagen ilustrativa… pero sin contar demasiado, puesto que la novela tiene un desenlace inesperado.
Una vez se ha leído la novela, quería que mi ilustración admitiese una nueva interpretación, ese era el reto.

Este libro habla de pasiones y de muerte. Siempre se ha asociado la pasión con las flechas (Cupido) atravesando el corazón.
Si una flecha atraviesa el corazón, no está claro si aparece la pasión, pero la muerte está asegurada.




El próximo viernes, 6 de mayo, se presenta el libro en Zaragoza:

3 comentarios:

serra dijo...

genial!
y que pasada de portadas tiene la editorial Contraseña!!
un abrazo, adolfo.

álvaro ortiz dijo...

hacen unos libros rebonitos, y esta portada esta genial

abrazo!

Malena F. Alzu dijo...

Buenísimo el proceso, aunque tenías claro el concepto desde el principio, lo puliste muy acertadamente.