martes, 6 de noviembre de 2012

Cinco Músicos en el quinto pino

Mucho tiempo sin detallar trabajos, por lo que acabaré de contar lo que dejé a medias:
Apila Ediciones cumplía cinco años y por este motivo, me propusieron realizar un álbum ilustrado.

Querían que la publicación del libro coincidiese con la efemérides, por lo que me pidieron que tuviera presencia el número cinco y éste es el resultado:LA TÉCNICA:
Considero que la técnica utilizada para la realización de una ilustración es algo más que el acabado. No debería de ser una elección caprichosa, sino supeditada a lo que queremos contar, transmitir.


Por ejemplo: la acuarela podría ser una buena elección para representar algo delicado.

En este libro, me decanté por una técnica digital, utilizando un programa vectorial. Lo que me ha permitido jugar con los elementos (personajes, instrumentos musicales…) de un modo independiente, como si se tratase de marionetas.

La historia que se cuenta, transcurre (en gran parte) durante un concierto de música clásica. Desde el primer momento, tuve claro que en el libro iba a estar lleno de músicos. Músicos en perfecta formación, casi iguales.
También, por esto, me pareció que la técnica elegida era apropiada. Puesto que con el dibujo vectorial, la repetición de un elemento y su posterior modificación (de forma, tamaño, color…) es más ágil.

Debemos aprovecharnos de las virtudes de la técnica elegida.

Todo esto para decir que si hubiera realizado el libro con otra técnica, el planteamiento de trabajo (y por extensión, el resultado) habría sido totalmente distinto.

Un ejemplo gráfico de lo comentado:


EL COLOR:
En esta ocasión, decidí trabajar el color por gamas (tengo fama de monocromo).
Tuve como referencia el círculo cromático. El cual utilicé de un modo completo y secuencial.
Intenté que el color, que también da información, participara de la historia. Por eso, los momentos de mayor tensión coinciden con la gama de rojos, por ejemplo:


Prueba de color con todas las páginas del libro.


LA HISTORIA:
No voy a contar la historia del libro. Sí que, en un momento dado, decidí que los protagonistas del libro iban a ser cinco músicos y paralelamente, el libro hablaría de los cinco sentidos… o de la falta de ellos.
Si el fondo de la historia iba a ser la música clásica: ¿Qué contexto más adecuado que la Viena de finales del siglo XIX? y todo lo que allí sucedió: la Secesión vienesa.
Fundada en 1897 por un grupo de 19 artistas vieneses que habían abandonado la Asociación. Como proyecto de renovación artística, trataba de reinterpretar los estilos del pasado ante los embates de la producción industrial que estaba desnudando estructural y estéticamente la realidad del arte y la sociedad de la época. Su primer presidente fue Gustav Klimt.
La documentación era importante en este trabajo.

Klimt aparece a lo largo del libro, dibujando fragmentos del Friso de Beethoven.

En el libro se pasa del academicismo de un teatro, a lo primario de la naturaleza. Por eso, ahora son árboles lo que antes eran columnas (que en cierto modo, son imitación de los árboles).

Para dibujar a Klimt, me basé en algunas de las imágenes más conocidas del pintor.
En estas fotos, como en un guiño del libro, también aparece Emile Floge. Compañera incondicional de Klimt hasta el final de su vida:


En la última ilustración del libro, entre otras cosas, Gustav Klimt va hacia el Pabellón de la Secesión, construido por Joseph Maria Olbrich y donde puede leerse "Der Zeit ihre Kunst, der Kunst ihre Freiheit" (A cada tiempo su arte, y a cada arte su libertad).



11 comentarios:

susanarosique dijo...

¡Muchas gracias por compartirlo, sr. Gamón! Como dice Jacobo Múñiz, hay un gran trabajo detrás de una aparente sencillez, madre mía!!! Y enhorabuena de nuevo por Ediciones Sin pretensiones!Saludos, S.

DMaynar dijo...

Fan-tás-ti-Co!!!!

albertoalbarran dijo...

Muchas gracias por compartir tu método de trabajo. Es una valiosa ayuda. Enhorabuena por todo tu trabajo.
Saludos!

Vicente de Pablo dijo...

Pedazo de post Alberto. Muy interesante ver el proceso aún sin ser diseñador. Un abrazo

el buzo dijo...

Gracias por vuestros comentarios, muy generosos.
Un abrazo
Alberto

Anónimo dijo...

Nos gusta mucho tu cuento, queremos que hagas mças. Dibujas fenomenal, Tenemos ganas de que vengas a vernos.
Gracias por tu cuento

Clase de "Los ratones juguetones" del colegio "Parque Europa" de Utebo

el buzo dijo...

Muchas gracias, ratones juguetones.
Me alegra que os guste mi cuento.

Nos vemos muy muy pronto.
Un GRAN abrazo
Alberto

Silvia Castro Mejía dijo...

Me parece un gesto muy humilde y solidario de su parte contar todo el proceso creativo que lleva a cabo al hacer una ilustración. Me encanta esta estética. Un saludo desde Colombia. Silvia.

Silvia Castro Mejía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvia Castro Mejía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvia Castro Mejía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.